Skip to main content

Proyecto La Naranja Mecánica

El proyecto de fútbol, La Naranja Mecánica, se llama sí por el apodo del fútbol holandés en América Latina. Desde principios de los años 70 del siglo pasado, el fútbol holandés tiene una buena reputación por su atractivo estilo ofensivo de juego.

Esta manera atractiva de jugar se produjo, entre otras cosas, porque este pequeño país desarrolló durante años una buena estructura y una formación adecuada para para jugar fútbol, al más alto nivel. El proyecto de fútbol La Naranja Mecánica, funciona de acuerdo con esta estructura y formación, adaptada a la cultura colombiana y la población  que se maneja.

Se trabaja con varios hogares ubicados en el centro de la ciudad. Fundación Caminos opera de manera independiente en el barrio Carambolas (comuna 1) y tiene un convenio con el club de fútbol local en el barrio Bello Oriente (comuna 3). En total, más de 300 niños participan en las actividades del proyecto de fútbol.

Programa

Los niños entrenan dos veces por semana y cada fin de semana se juegan los partidos. El programa se divide en tres etapas. El niño comienza con los entrenamientos y la participación en el torneo interno, y puede convertirse en un jugador de uno de los equipos en una competición oficial.

Etapa 1

El niño que quiera ingresar a la fundación es bienvenido para entrenar. Después de tres meses, es posible que participe en un torneo de fútbol interno, en los distintos lugares donde tiene presencia la Fundación Caminos.

Etapa 2

Después de seis meses, el niño puede unirse a un torneo de fútbol local con un equipo del barrio o de los hogares infantiles.

Etapa 3

Después de un año, el niño puede participar en un torneo de fútbol regional; esta es La Selección Fundación Caminos. El torneo se juega todo el año y los niños son seleccionados con base en su conducta.

Premiar el comportamiento positivo

Además, la fundación quiere premiar el comportamiento positivo del niño con materiales que le sirven como jugador del proyecto La Naranja Mecánica.

Los niños empiezan con nada, pero pueden ganar mucho. Para ellos esto funciona como factor motivacional para esforzarse y mejorar. Los jugadores serán recompensados de la siguiente manera:

3 a 6 meses Uniforme de entrenamiento (medias, pantalonetas y camiseta) 
6 a 12 mesesPar de guayos
12 mesesMorral de la escuela de fútbol 

Fundación Caminos conoce de donde provienen estos niños, por eso sabe que no debe adoptar un método muy estricto, porque así las reglas no se cumplirían. Es importante, entonces, que el niño muestre su voluntad de cumplir con estas reglas y que su mejoría sea visible.

Promover independencia

Promover la consciencia sobre las diferentes opciones para tomar en el fútbol. A los niños se les permite hablar y opinar para que sean más conscientes del panorama de posibilidades, mientras el profesor muestra el enlace entre el fútbol y la sociedad.

Los niños tienen la responsabilidad de llegar a tiempo a los entrenamientos y partidos. Llamar, mandar un correo electrónico o vía Facebook, son algunas de las posibilidades que tienen para identificar el horario programado. Y de igual forma, pueden avisar si pasó algún improvisto urgente.

Los niños que han recibido guayos reciben también betún. Se espera que para cada partido los guayos estén limpios.

Para los partidos en lugares retirados, en los que deban recurrir al uso de autobús o el metro para llegar, Fundación Caminos promueve el viaje de forma independiente. El viaje cuesta dinero y los niños reciben una cierta cantidad base para subsidiarlo, pero para recibirlo tienen que firmar para dejar la constancia. Ellos son responsables de la adecuada administración de ese capital y una vez que el dinero se está acabando, tienen que decir en que se lo gastaron para obtener una nueva suma.

Acompañamiento

La Fundación ha nombrado a un coordinador, que es responsable del club de fútbol de La Naranja Mecánica. Las actividades con los niños de los hogares están dirigidas por dos profesores y las de los tres barrios, por un profesor en cada barrio.  Regularmente hay reuniones sobre la organización y la forma de trabajar con los niños.

Hogares

La fundación trabaja con diferentes hogares en el centro de la ciudad, con niños y niñas de todas las edades, con antiguos habitantes de la calle o desfavorecidos por la pobreza, la adicción, la violencia y problemas de comportamiento.

Las actividades están organizadas en los hogares y en la cancha de fútbol de la universidad ITM en el barrio Boston.

Barrios

La fundación trabaja en el barrio Carambolas (Comuna 1) de forma independiente, en el barrio de Bello Oriente (comuna 3), junto con el Club Deportivo Bello Oriente.

En el barrio Bello Oriente, Fundación Caminos tiene el objetivo de que, con el tiempo, el club local pueda funcionar de manera independiente en cada sector.

Las actividades se organizan en el campo de fútbol en el barrio.